Para la difusión del Censo Abreviado 2017, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) -ente a cargo del evento- ha gastado cerca de $1.000 millones en campañas comunicacionales. Ello entre fines de 2015 y febrero de 2017.

Según publica Pulso, la licitación fue adjudicada bajo el convenio marco a través del portal Chile Compra, y dentro de este proceso participaron 15 agencias, de las cuales seis se sometieron a la revisión del cumplimiento de los requisitos. Finalmente, la ganadora fue Porta S.A.

Se trata de una agencia conocida por el Gobierno dado que en 2014 a través del Ministerio de la Secretaria General de Gobierno se le adjudicó la contratación de “servicio de campañas comunicacionales y servicios de asesorías creativas” por un monto de $204.600 millones.